Las universidades a distancia, la mejor opción para los que trabajan

Estudiar a distancia 2

Son muchas las situaciones en las que podemos encontrarnos: desempleados, jubilados, trabajando a tiempo completo, a tiempo parcial o estudiando nuestra primera carrera. Y son tres de estas situaciones las que a veces nos echan para atrás a la hora de estudiar un grado o un máster:

  • Si estamos trabajando a tiempo parcial o completo no nos quedan horas a lo largo del día para poder asistir a clases en la universidad pública o privada de nuestra ciudad.
  • Si estamos en paro y estamos buscando desesperadamente un empleo, tampoco podemos permitirnos el estudiar asistiendo a clase porque si nos sale ese trabajo, se nos fastidia el estudiar.
  • Y si estamos estudiando una carrera y queremos compaginar los estudios con una segunda carrera, el tema de llevar dos horarios puede verse complicado.

¿Qué hacer entonces? Las universidades a distancia se convierten en nuestro comodín estrella en estos casos. ¿Por qué? Estas son algunas de las ventajas:

  1. Si no vives cerca de la universidad, se te presentan dos posibilidades: alquilar una casa cerca o madrugar muchísimo para estar a tiempo en tus clases. El hecho de estudiar desde casa, es una facilidad en este tipo de casos.
  2. Es lo más cómodo y fácil para estudiar en la edad adulta.
  3. Flexibilidad de horarios.
  4. Son algo más económicas que las presenciales (o al menos, eso se supone).
  5. Tienes la atención personalizada, bien por teléfono, por videoconferencia o por mail con un profesorado participativo e interactivo.
  6. Le obliga al alumno a llevar técnicas de auto-aprendizaje y a ser él mismo dueño de su estudio.

Como todo, también tiene sus desventajas:

  1. Al no existir una comunicación más directa y constante entre el tutor y el alumno se crea desconfianza en aspectos como el proceso de aprendizaje y evaluación académica del alumno.
  2. El alumno puede sentirse “solo” en determinadas situaciones frente al estudio, lo que lleva a un cierto aislamiento.
  3. Requiere de cierto nivel de adaptación que puede resultar difícil para algunas personas, ya que no todo el mundo está acostumbrado al auto-aprendizaje.

Como veis son más ventajas que desventajas lo que tiene el estudiar a distancia y por ello es una buena opción a tener en cuenta si lo que quieres es empezar a estudiar tu primera carrera o ampliar la que ya tienes y no puedes asistir a una clase a diario.

Te puede interesar

Escribe un comentario