Lecciones de coaching que podemos aprender de los Premios Goya

Lecciones de coaching que podemos aprender de los Premios Goya

La gala de los Premios Goya es una buena ocasión para reflexionar sobre el éxito a partir de mensajes que cada persona puede aplicar a su propia situación personal. ¿Qué lecciones de coaching podemos extraer del cine para ponerlas en relación con cualquier otro contexto profesional?

1. El trabajo es un fin en sí mismo que se alimenta del esfuerzo. Los premios y reconocimientos son un añadido que pueden darse o no. Intenta que tu verdadera meta profesional sea llegar a ser la mejor versión de ti mismo. Y encuentra en este afán de superación tu mejor estímulo de automotivación.

2. Al igual que ocurre en los Premios Goya, en cualquier sector profesional existe una gran competencia puesto que a lo largo de tu carrera, te encontrarás con muchas personas que tienen mucho talento. Sin embargo, la mejor actitud ante el talento ajeno es la admiración que nos permite aprender de los demás sin encerrarnos en nuestro propio individualismo. Aplaudir los logros ajenos es un antídoto de humildad.

3. El resultado final de una película que te emociona en la gran pantalla como espectador es un claro ejemplo del poder del trabajo en equipo. Ninguna película sería posible a partir del trabajo de una sola persona. En otros muchos sectores profesionales, este trabajo en equipo también es clave para sumar talento a un objetivo común.

4. La vocación profesional es el verdadero motor de la realización personal cuando trabajo y felicidad van de la mano. Y a veces, el camino no resulta nada fácil porque existen obstáculos, momentos de incertidumbre y dudas. Ojalá que nunca pierdas la fe en ti mismo.

5. El éxito es relativo. Ningún premio tiene un valor definitivo. Después de finalizar un proyecto, debemos adentrarnos en otro nuevo. Sin embargo, es importante que valores tus méritos profesionales incluso más allá del momento en el que se produjeron.

6. Muchos actores nunca han ganado un Goya, y sin embargo, han realizado un gran trabajo en muchas películas. Por tanto, los premios no lo dicen todo en la carrera de un profesional.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Antonio dijo

    No comparto eso de que el trabajo es un fin en sí mismo. El trabajo debería ser un medio que te permita alcanzar tu ideal de vida, tus metas, tus objetivos. De no ser así te encontrarás en una cárcel de la que no puedas salir

Escribe un comentario