Los autónomos andaluces piden a la administración mayor celeridad con los pagos

oposiciones2001122014

Todavía uno de los principales problemas de los autónomos y PYMES malagueñas cuando contratan con la administración es el largo tiempo que estas administraciones tardan en pagarles los bienes o servicios que el proporcionan. A pesar que el Periodo Medio de Pago (PMP) está establecido en solo 30 días, hay corporaciones locales como las de Torremolinos y Benalmádena que han llegado a tardar hasta 137 días en pagar a proveedores.

A pesar de las medidas que hacen que la administración pública tenga que publicar el tiempo que media entre la prestación del servicio y el cobro de la factura, los autónomos malagueños piden que ese tiempo inicie el conteo desde que el proveedor presente la factura.

Por lo general, tal como informan las asociaciones de autónomos, el periodo medio de pago a los proveedores de la administración local malagueña es superior al que tienen planificadas esas mismas administraciones. Es decir, esos ayuntamientos la mayoría de las veces no cumplen con el PMP que se han fijado.

Ese PMP se encuentra fijado en 30 días aunque existen situaciones especiales en las cuales el PMP puede extenderse hasta los 60 días. Desde las asociaciones de autónomos se aplaude que administración provincial haga público el ranking de los ayuntamientos malagueños más cumplidores y de los que tardan más en pagar.

Los dos consistorios que más tardan en pagar son los de Benalmádena y Torremolinos. Mientras que el Ayuntamiento de Torremolinos no da razón de ser una de las entidades locales que más tarda en pagar a sus proveedores, en el caso de la administración de Torremolinos si se tiene conciencia de los retrasos en los pagos, que han llegado a los 137 días.

Desde esa corporación local se achaca semejante retraso en los pagos a la inmensa deuda que arrastran desde hace años y que ha obligado al consistorio a tener que solicitar 75 millones al fondo de plan extraordinario de pago para intentar ponerse al día. A 31 de diciembre del 2013 la deuda viva de la administración de Torremolinos ascendía a 148.644.000 euros, formando parte de las 10 corporaciones locales más morosas de todo el estado.

El actual Concejal de Economía de Torremolinos, José Miguel Muriel, achaca semejantes deudas a los gobiernos municipales anteriores. Desde ese consistorio se es consciente de la inmensa deuda pero se reclama que se ponga en valor los esfuerzos de la administración del municipio para eliminar lo antes posible su alta morosidad.

Te puede interesar

Escribe un comentario