Los autónomos cogen muchas menos bajas por accidente

oposiciones2015122014

Un reciente estudio acaba de demostrar que los autónomos españoles tienen menor tendencia a cogerse bajas que el resto de colectivos profesionales, sobre todo cuando la comparación se realiza con los trabajadores por cuenta ajena. El estudio también revela, entre otras muchas cosas, que los autónomos, cuando sufren una accidente, este suele ser de tipo grave

En un cómputo general recientemente realizado solo el 3% de los autónomos que hay en España tiene algún tipo de baja laboral. Los datos del 2013 muestran que de los 468.023 profesionales que se cogieron alguna baja por accidente, solo 13.336 eran trabajadores por cuenta propia.

Estos datos reafirman la idea de que los autónomos españoles son bastante reacios a coger bajas por accidente. En cierto modo es entendible esa postura debido a que la diferencia de lo que un autónomo gana trabajando es mucho más de lo que va a cobrar por cada día de baja.

En el caso de los autónomos, la mayor parte de ellos sufren la baja por accidente en el entorno laboral (78,1%), mientras que un 15,1% lo sufre en el desplazamiento. En el 6,1% de los casos el accidente se produce fuera del centro laboral y no en desplazamiento.

En cuanto a la gravedad del accidente los autónomos sufren una siniestralidad donde los accidentes, cuando se dan, suelen ser bastante graves con respecto a otro tipo de trabajadores, ya que mientras en otros colectivos los accidentes graves suponen un 0,8% del total, en el caso de los autónomos esos accidentes graves que provocan baja llegan al 2,6%.

Dado que el colectivo autónomo tiene rostro de varón es evidente que la mayor siniestrabilidad y baja por sexos se produzca en el contingente masculino: el 81,7% de los accidentes que se producen los sufren varones y solo el 18,3% de ellos los protagonizan mujeres.

Con respecto a los sectores de actividad económica en los cuales es más habitual que se produzcan accidentes que produzcan una baja, en un 28,5% de las veces el accidente se produce en los sectores de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca. En segunda posición con un 22,5% de los accidentes se sitúa el sector de la construcción.

Los sectores de trabajo de autónomos dónde hay una menor accidentabilidad y consecuentemente situaciones de baja, con un 13,5% de los accidentes nos encontramos con el comercio al por mayor y al por menor o talleres de reparación de vehículos.

Te puede interesar

Escribe un comentario