Los autónomos quedarán liberados por ley de sus deudas a los tres años

oposiciones2012022015

Parece que el gobierno se ha empeñado en lograr una legislación que permite a los empresarios y autónomos tener derecho a una segunda oportunidad de manera que si en tres años estos no han podido resarcir a sus acreedores del dinero que les adeudan, la deuda será cancelada siempre que cuente con el visto bueno de un juez.

Se trata de crear una ley de segunda oportunidad que había sido demandada por varios organismo internacionales, como es el caso del Fondo Monetario Internacional. Para poder optar por esta vía es necesario que el trabajador autónomo se encuentre en la situación de concurso de acreedores.

A partir de la declaración de concurso de acreedores el autónomo moroso tendrá 3 años para hacer frente a sus deudas. Si en ese periodo no ha podido saldar la deuda y un juez lo decide el emprendedor quedará exento de seguir teniendo que hacer frente a esos pagos. De ese modo todo el pasivo quedará liberado pero no así la deuda que haya contraído con la Seguridad Social; así es en esencia la ley de la segunda oportunidad.

Uno de los organismos supranacionales que más había insistido en que se lograse esa ley de la segunda oportunidad es el Fondo Monetario Internacional. Lo que ahora va a realizarse en España ya está asumido por muchos sistemas jurídicos de países de nuestro entorno europeo. Sería lo que se conoce como fresh start, es decir, hacer tabla rasa para que el emprendedor pueda iniciar una nueva actividad empresarial.

Por el momento el Ministerio de Economía solo tiene un borrador de la proposición. Se espera que en su redacción definitiva esté preparada entre 2 y 3 semanas. A pesar de todo, la nueva ley de la segunda oportunidad que permite empezar de 0 no es tan esplendorosa como la pintan ya que a la condonación total de la deuda solo se podrá llegar después de que un juez autorice previa investigación completa a que el autónomo deje de tener deuda.

Uno de los principales escollos tiene que ver con la necesidad, para permitir esa segunda oportunidad, la modificación de la Ley Concursal vigente en nuestro país. Entre las modificaciones que pretende lograr el gobierno se encuentra concienciar a los autónomos a tomar el camino del concurso de acreedores de una manera acelerada y lograr que los bancos y entidades financieras sean más responsables a la hora de conceder créditos y préstamos.

Te puede interesar

Escribe un comentario