Los buenos estudiantes fuman menos

Los buenos estudiantes fuman menos

Fumar es un hábito que no sólo daña la salud de las personas sino que también, afecta negativamente en el rendimiento académico de los estudiantes según se desprende de un estudio realizado por la Comunidad de Madrid y en el que han participado 9.127 jóvenes que pertenecen a 203 centros escolares. Este estudio ha llegado a varias conclusiones:

1. El consumo de tabaco es tres o cuatro veces superior en aquellos alumnos que tienen un bajo rendimiento que en aquellos alumnos que sacan buenas notas.

2. Existe menor predisposición hacia el tabaco en aquellos jóvenes que no han visto fumar a sus padres en casa. Es decir, el ejemplo recibido también marca una tendencia.

3. Los alumnos que explican que sus padres no les dejan fumar, tienen la mitad de probabilidades de adquirir esta adicción. Cuando un alumno estudia necesita desconectar de todo y centrarse en aquello que está haciendo. Sin embargo, un fumador no puede evitar pensar en tabaco en ciertos momentos por lo que puede llegar a hacer interrupciones frecuentes solo para fumar. Este estudio puede considerarse como una razón añadida para dejar de fumar de una vez por todas.

La necesidad de fumar es incluso una limitación para el fumador que está deseando que termine la clase para poder fumar un cigarro. Cualquier adicción genera una dependencia, y como tal, es una limitación enorme. Existen fumadores que sienten que fumar alivia su estrés y su ansiedad, cuando en realidad, el estrés surge por el enganche que produce el tabaco.

Más información – Beneficios del estrés positivo en los estudios

Fuente – Practica Español

Te puede interesar

Escribe un comentario