Los enfados pueden truncar nuestros estudios

Enfado

Vamos a echarle un vistazo a una situacion a la que podríamos llegar en más de una ocasión. Se trata de los enfados. Vale, a primera vista podría parecer una tontería o apenas tener importancia, pero la realidad es que este tipo de actitud pueden llevar al traste nuestros estudios. Enfadarse no es bueno, por lo que deberemos tener mucho cuidado con lo que hacemos cuando nos encontremos así.

Cuando nos enfadamos, lo primero que hacemos es desconcentrarnos. Nuestro cerebro se fija más en el motivo de nuestra actitud que en lo que estamos haciendo, por lo que la concentración baja de una manera más que interesante, perjudicándonos y provocando que no estudiemos de la manera necesaria. EL inveniente será el que ya hemos mencionado. Nuestra mente se fijará, sobre todo, en el motivo que nos ha llevado al enfado, por lo que estaremos pensando en dos cosas a la vez y, evidentemente, no repasaremos de la forma correcta.

¿Qué podemos hacer para solucionarlo? Es más sencillo de lo que parece. Lo más aconsejable es dejar de estudiar durante unos minutos, tranquilizarnos, pensar en lo que nos ha pasado y, si tiene solución, intentar que todo quede bien. Así, todo volverá a su cauce y volvemos a estudiar bien. Si no podemos arreglarlo, no os preocupéis, podréis ocuparos de ello más adelante.

Los enfados no son buenos, por lo que si pensáis en ellos en exceso podríais tener más de un dolor de cabeza que, evidentemente , podría perjudicaros más de los necesario. Tened cuidado con ellos.

Te puede interesar

Escribe un comentario