Los funcionarios adoran internet

Desde siempre se ha hecho eco de que los funcionarios viven muy bien; no trabajan casi, tienen unas jornadas laborales ideales (con las tardes libres), unos salarios enviables, y así un largo etcétera.

Por ello, se pensó que en algunos sectores se perdía mucho tiempo cuando sus trabajadores funcionarios tenían acceso a internet. Por ello, en algunos organismos, se ha restringido el acceso a internet parcial o totalmente.

Como ejemplo, en el Ministerio de Defensa, sus funcionarios tienen restringido el acceso a gran cantidad de dominios y sitios web. Sólo pueden acceder a aquellos que de verdad son útiles en sus tareas laborales. No pueden, por tanto, comprobar el correo electrónico (en ninguno de sus dominios, ya sea Hotmail, Gmail, Yahoo…), navegar por páginas con contenido erótico, páginas que ofrecen juegos en línea gratuitos, casinos online…

En otros casos, como en Sanidad, se estudia la posibilidad de eliminar el acceso total a internet, pudiendo tan sólo consultar una intranet que estaría actualmente en elaboración. Esta internet actuaría como base de datos, y estaría intercomunicada con todos los organismos de la rama sanitaria.

Te puede interesar

Escribe un comentario