Los profesores son muy vulnerables ante el estrés postvacacional

Los profesores son muy vulnerables ante el estrés postvacacional

Hace unos días, os contamos en Formación y Estudios que existen psicólogos que opinan que el síndrome postvacacional es un mito. Sin embargo, el cambio drástico del verano al inicio de curso lo notan y mucho, los profesores. Un colectivo especialmente vulnerable ante el estrés. Una de las mayores frustraciones que siente un profesor es la de tener ante sí a un grupo de alumnos que no responden a la autoridad de forma positiva.

Por otra parte, los profesores también son un colectivo que tiene más tiempo de vacaciones a lo largo del año que otros profesionales. Por esta razón, después de un ritmo de descanso tan largo como el estival, aunque resulte contradictorio, resulta todavía más difícil volver a la exigencia de la rutina. Para superar el síndrome postvacacional como profesor, en primer lugar, es importante trabajar la autoestima propia a través de la lectura de libros de autoayuda.

Además, también es fundamental entrenar la mente para aprender a tener distancia respecto de los problemas para no establecer una identificación extrema con ellos. Existen docentes que se llevan a casa los problemas del aula.

También es importante que el profesor llegue a compartir las situaciones que le pueden llegar a desbordar. Es útil que en cualquier centro académico se refuerce la comunicación interpersonal entre los profesionales del centro de estudios.

No existen recetas mágicas para superar el estrés como profesor. Lo cierto es que existen profesionales que han terminado no disfrutando con un trabajo vocacional porque la situación que se respira en algunas aulas, puede llegar a ser muy tensa.

Más información – El síndrome postvacacional podría ser un mito

Fuente – LNE

Te puede interesar

Escribe un comentario