Más fondos para formación y menos para bonificación, receta del BBVA contra el paro

oposiciones2005122014

El Servicio de Estudios del BBVA acaba de hacer unas aportaciones novedosas sobre como debieran ser las políticas estatales y autonómicas de lucha contra el paro. Desde el servicio de estudios de la segunda entidad bancaria española se apuesta por incrementar la formación de los desempleados y decrementar el presupuesto destinado para bonificación de contratos. Del mismo modo la formación a los desempleados debiera ser larga y muy específica.

El planteamiento, producto del Servicio de Estudios del BBVA, como receta para ser más efectivos contra el paro, consiste en potenciar la formación de los desempleados y dejar de lado otra serie de políticas, como es el caso de que la Seguridad Social, bonifique los nuevos contratos.

El Servicio de Estudios del BBVA muestra el dato que el gasto de formación de los desempleados es un 25% menor en España que en los países europeos de nuestro entorno. De hecho desde el BBVA se es partidario disminuir el presupuesto para bonificación de contratos y aumentar en el mismo grado el presupuesto para formación de desempleados para que así salgan del paro.

El análisis en profundidad de qué tipo de trabajadores debieran de ser priorizados a la hora de ser formados para salir del paro nos muestra que el BBVA considera que los trabajadores que más facilidad tendrían, una vez que hayan sido formados, más posibilidades de volver al mercado laboral son aquellos parados que han adquirido esa situación por ajustes de tipo estructural.

Los datos del Servicio de Estudios del BBVA muestran que España gasto 1.400 euros de media por desempleado en el periodo comprendido entre 2008 y 2012 lo que supone un 25,5% menos que lo gastado por los países europeos de nuestro entorno. Esto supone que en comparación con países como Países Bajos y Dinamarca, en nuestro país se gasta entre tres y cuatro veces menos por desempleado, teniendo esos países más éxito en la lucha contra el paro que España.

El BBVA hasta cierto punto se lamenta de que en los Presupuestos Generales del Estado para 2015 se siguen apostando por incentivar la contratación de los desempleados mediante la política de bonificación de las cuotas que las empresas pagan a la Seguridad Social. Los fondos para bonificación de los contratos se comen el 31,6% del presupuesto destinado a políticas de empleo y de lucha contra el paro.

El BBVA también tiene ideas propias de cómo debe ser la formación que se imparta a los desempleados para salir del paro: larga y específica, y no como ha sido tradicionalmente, corta de carácter muy genérico. La media de tiempo que dura un curso dispensado por los servicios de empleo autonómicos no pasa de las 200 horas.

Te puede interesar

Escribe un comentario