Mejorando la calidad el estudio (Parte 4) PLANIFICACIÓN

Para que el tiempo cunda hay que distribuirlo. Para algo existen los horarios, ¿no?

Hay que encontrar momentos para todo, para estudiar, para descansar, para salir, para entrar, para vivir… Debemos estructurarlos bien, esos momentos no pueden ser aleatorios: el gimansio a su hora, los amigos a su hora, el novio a su hora, el temario a su hora… Es difícil de cuadrar, te traerá un tiempo, pero no será en vano, servirá para rentabilizar al máximo tu horario, y poder dedicarte también a los hobbies que también te mereces.

Por otro lado, la planificación será la adecuada cuando no precisas hacer uso de la memoria, porque todo lo llevas apuntado en tu agenda. La agenda es tu amiga, la agenda es tu confidente, apúntalo todo en ella: qué te mandan estudiar en la academia de oposiciones, qué papeles has de llevar a las adjudicaciones, qué día tienes la primera prueba, etc.

Te puede interesar

Escribe un comentario