No, motivar a los niños no es regalarles cosas

Niños

Existe una recomendación completamente falsa que se está dando en la mayoría de los niños. Y es que, cuando nuestros hijos sacan buenas notas, lo que hacemos es regalarles cosas. Lo que ellos quieran. Algo que no sólo les hace mal, sino que también cambia su actitud respecto de los estudios. Los niños tienen que estar motivados. Y esa no es la mejor manera.

Cuando un niño saca buenas notas o aprueba algún examen, lo mejor no es regalarles cosas. Todo lo contrario. Tenemos que hacerles entender que los exámenes son pequeños controles para comprobar que tienen los conocimientos que se les quieren enseñar. No deben estudiar para obtener obsequios, sino para aprender y formarse para el futuro. Si, parece que durante todos estos años lo hemos estado haciendo mal.

El objetivo que tenemos que perseguir con nuestros hijos es, en un principio, bastante simple: hacerles entender que su deber es estudiar, para después formarse y obtener un trabajo que les guste. De esta manera, podrán labrarse un futuro y conseguir los objetivos propuesto. Y si estudian sólo para conseguir cosas, está claro que no lo seguirán haciendo cuando no puedan conseguirlas.

En definitiva, si de verdad queréis motivar a los niños para que estudien, no les prometáis regalos o nuevas cosas, sino que será necesario que les hagáis entender que, cuando hayan sacado buenas notas, tendrán la oportunidad de acceder a los trabajos que de verdad les gusten, además de sentirse realizados en los mismos. Algo que les gustará mucho. Al menos, en un futuro.

Te puede interesar

Escribe un comentario