Notas, notas y más notas

Notas

Las notas son herramientas muy interesantes. Popularmente conocidas como post-it, nos sirven para apuntar pequeños conceptos, ideas rápidas o cosas que, en definitiva, tenemos que escribir en poco tiempo. Sin embargo, no podemos abusar de ellas, ya que al igual que puede servir, también pueden hacerse inservibles. Si no sabemos mantenerlas ordenadas, es muy posible que nos den algún que otro quebradero de cabeza.

En primer lugar, si queréis utilizar las notas para realizar pequeños apuntes, os recomendamos que las tengáis ordenadas desde el primer día. Podéis hacerlo gracias a los colores, o amontonándolas de diferentes formas. Hay muchas maneras de ordenarlas. Así, cuando tengamos que consultarlas, podremos hacerlo de una forma rápida y sencilla. El problema viene cuando todas están desordenadas. En ese momento, encontrar una puede llegar a ser una tarea casi imposible.

¿Qué hacemos al respecto? Volver a ordenarlas. Si vemos que las notas están desordenadas, tendremos que hacer que sean legibles para nosotros. Por supuesto, también puede llegar el caso en el que los textos que tengamos que escribir sean tan largos que no entren en un post-it. En ese tipo de ocasiones, lo mejor será optar por otro formato, con las características idóneas para lo que queremos hacer.

Por supuesto, las notas son herramientas muy útiles que llevan utilizándose durante muchos años. No obstante, hay que saber utilizarlas, ya que si lo hacemos de la manera incorrecta, nos darán dolores de cabeza. Formatos hay muchos, por lo que también os aconsejamos que le echéis un vistazo al mercado para comprobar cuales son las que mejor se acomodan a vuestras necesidades.

Foto – FlickR

Te puede interesar

Escribe un comentario