Nuevas carreras

Hace un par de días te hablábamos sobre las amplias posibilidades que te brinda la formación académica, al respecto de poder elegir nuevas carreras universitarias. Hoy  empezaremos a analizar algunas de ellas, orientándote sobre sus peculiaridades y su salida laboral.

BIOINGENIERÍA. La Bioingeniería auna diversas ingenierías y la medicina, al respecto de la aplicación de las nuevas tecnologías a estas disciplinas. Se combinan ambos conocimientos junto a otros como la óptica, electrónica, robótica, informática, etc… gracias a los cuales se pretende adaptar la moderna tecnología con la salud.  Por tanto, un Bioingeniero posee conocimientos específicos sobre los principios biológicos de la enfermedad pero también sobre todo lo relacionado con los equipamientos médicos y los medios tecnológicos biocompatibles, así como un total conocimiento de la estructura hospitalaria.

Su labor de asesoramiento en el equipamiento de las más modernas tecnologías en hospitales y centros de salud es bien reconocida últimamente, pudiendo decirse que son pieza clave en el actual panorama tecnológico.

Salida laboral. Un Bioingeniero encuentra fácil inserción en el ámbito de la investigación y desarrollo para laboratorios, también en el área universitaria, como investigador o docente, así como en el mismo ámbito hospitalario, en cuanto pasa a ser responsable de todo el área de aparatología (control de adquisiciones, mantenimiento…), desarrollo técnico o dirección del mismo.  Puede ser, además, firme candidato a trabajar en las empresas fabricantes de dicha tecnología, como responsable de su diseño y gestión de calidad.

INGENIERÍA EN ALIMENTOS. Esta carrera aplica los principios de la ingeniería con la tecnología de la industrialización alimentaria con el fin de realizar los controles de calidad pertinentes de cara al máximo aprovechamiento de los alimentos, desarrollando nuevos productos. Se valoran y mejoran las propiedades nutritivas de los alimentos, y se estudian nuevos procesos de conservación.

Salida Laboral. En la empresa privada puede trabajar en productoras alimentarias, (agrícolas, pesqueras, ganaderas o avícolas) en su control de calidad y en la mejora y control de su proceso industrial, estudiando y supervisando la materia prima y su producción. En el campo investigacional, puede encargarse del estudio de nuevos productos alimentarios, utilizando los recursos naturales y buscando alternativas válidas para un mejor aprovechamiento. También en las areas de Peritaje y/o Certificación de calidad de los alimentos.

En el sector público, la docencia es una de sus mejores alternativas, en el terreno de su competencia.

Te puede interesar

Escribe un comentario