Nuevas medidas adoptadas en Educación

Estos días andamos pendientes, entre inquietos y algo estupefactos, de nuevas noticias al respecto de recortes y “tijeretazos” en cualquiera de las ya de por sí maltrechas partidas presupuestarias. Desde luego que las que más están siendo diana de la austeridad y la disminución de costes son la Sanidad y la Educación. Si bien algunas informaciones nos dejan una sensación de intranquilidad y desánimo, como la referida a la nueva medida adoptada por el titular del Ministerio de Educación, José Ignacio Wert, al respecto del aumento de horas lectivas de los profesores y del número de alumnos por aula, otras vienen a demostrarnos que para ahorrar hay que mirar primero por donde se “escapa” el dinero innecesariamente y ser consecuentes con los hechos.

Es el caso de los profesores y catedráticos universitarios, los cuales reciben una retribución por labores de investigación que en algunos casos no se realiza. Por ello, Wert expondrá hoy mismo la medida a los representantes de las Consejerías de Educación de las diferentes CC.AA., instándoles a recabar todos los datos posibles al respecto de la labor de investigación de los profesores de enseñanza superior y que de esta forma puedan quedar probados sus ingresos extras por este cometido. La decisión viene a ser justa con los que realmente emplean su tiempo en esta labor y con aquellos que no lo hacen, pues estos últimos dejarán entonces de recibir unos honorarios que no se corresponden con la función desempeñada.

La idea, que parte de un reciente estudio de la fundación BBVA en donde se alerta de que solo un pequeño porcentaje del profesorado universitario realmente dedica parte de su tiempo a la investigación, pretende incentivar y reconocer esta productividad a los que sí lo hacen realmente y forma parte de una ambiciosa reforma universitaria puesta en marcha por el actual ejecutivo.

Te puede interesar

Escribe un comentario