OpenOffice, la altenativa a los costosos programas ofimáticos

No cabe duda de que Microsoft Office es el software más utilizado, y conocido, por todos los usuarios que necesitan aplicaciones ofimáticas estables y potentes. Hasta hace bien poco no tenía rival, y decimos hasta hace bien poco porque también le llegó la hora de competir con otras herramientas con similares funciones, pero que, además, tuvieran el añadido de su gratuidad (algo a lo que Microsoft Office no aspira). Es el caso de OpenOffice, una suite ofimática segura, fiable, dinámica, robusta y compatible con Microsoft Office, lo que significa que podremos trabajar en ella con cualquier documento creado anteriormente con la aplicación de Microsoft.

Pero hay más, OpenOffice es un programa de “Código abierto”, lo que significa que sus programadores ponen a disposición de los usuarios su código fuente para que éstos sigan desarrollando el programa, corrigiendo errores, traduciendo a diferentes idiomas, creando parches de seguridad, etc…

OpenOffice se compone de un procesador de textos, lo que equivaldría al popular “Word”, una Hoja de Cálculo (con idéntido funcionamiento que Excel) y una aplicación para crear presentaciones (similar a PowerPoint), y como ya te hemos explicado anteriormente, si hasta ahora todos tus documentos los habías creado con la herramienta de Microsoft podrás seguir trabajando con ellos desde OpenOffice.

OpenOffice ha mejorado su interfaz y su tiempo de arranque, es cierto que le faltaría una aplicación/cliente de correo, pero sin duda es lo que menos puede reprochársele a una opción gratuita y estable como ésta.

Si te apetece experimentar y probar con ella visita su página oficial y descárgate su última versión.

Te puede interesar

Escribe un comentario