Oposición o concurso-oposición

oposición y concurso-oposicion

De forma continuada y regular te vamos informando de nuevas convocatorias para oposiciones. En muchas de ellas puedes observar que las plazas se ofertan para cubrirse mediante concurso-oposición, mientras que otras lo hacen para el sistema tradicional de oposición.

El que un determinado organismo público convoque uno u otro sistema dependerá del número de interinos (opositores que han aprobado una oposición pero no tienen plaza fija) del que disponga. En muchos casos este número supera un porcentaje importante (más de un 20), por lo que la institución se ve obligada a cubrir definitivamente con una plaza fija a esos postulantes y por ello convoca el concurso-oposición.

En los demás casos el sistema mantiene una cifra de interinos inferior al 10% y por tanto, el Ministerio/ayuntamiento u organismo competente realizará pruebas de oposición y concursales de forma alternativa.

Si bien en nuestro país hubo que dar salida a una elevada cifra de interinos, lo cierto es que los distintos gobiernos van “poniéndose las pilas” y poco a poco van reduciendo este número, por lo que podría afirmarse a las claras que a la hora de presentarse a una oposición esta tendrá ventajas añadidas, ya que realmente conseguirá la plaza la persona que mejor puntuación haya sacado en las distintas pruebas, y no la que mayor probabilidad tenga de obtener la plaza por ser ya un funcionario del estado.

Esto es muy importante que lo tengas en cuenta a la hora de presentarte a alguna oposición, ya que has de conocer las posibilidades y retos a los que te enfrentas, y decidir cuál es la opción que mejor te conviene.

Te puede interesar

Escribe un comentario