Otras peculiaridades del Impuesto de Actividades Económicas

El Impuesto de Actividades Económicas es un tipo de impuesto que tienen que pagar todos los autónomos, en todos aquellos epígrafes que sean necesarios. Entre las recomendaciones que se pueden hacer se encuentra el domiciliar con nuestro banco el pago del mismo ya que se trata de impuesto que hay que pagar todos los trimestres, por lo que no hacerlo puede acabar provocando que la administración nos imponga un recargo sobre el dinero que le adeudamos.

En lo que respecta a los autónomos, el pago del Impuesto de Actividades Económicas supone un pago a cuenta del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas por parte del autónomo. Se puede dar la situación de que finalmente Hacienda acabe devolviendo dinero al autónomo al final del ejercicio.

Como ya hemos comentado en el Impuesto de Actividades Económicas es necesario darse de alta cuando se produzca el inicio de la actividad. En caso de que el autónomo ejerza más de una actividad económica será necesario que se de alta en ella 30 días antes de comenzar la actividad. Por otro lado también al cesar la actividad es necesario que el autónomo lo notifique con 30 días de adelanto.

Por otro lado aunque son las comunidades autónomas las que legislan sobre actividad económica, casi todas estas legislaciones fiscales suelen ser homogéneas, a no ser los territorios históricos que existen en España en los cuales, debido a razones históricas, existen legislaciones fiscales específicas que no existen en otras comunidades autónomas.

Fuente: Portal Autónomos    |    Imagen: Small_Realm

Te puede interesar

Escribe un comentario