Pérdida de hasta 1000 plazas de profesores de apoyo en Castilla-La Mancha

Los programas de refuerzo, orientación y apoyo escolar (PROA) han contado desde siempre con la aceptación de toda la comunidad educativa. Estos planes específicos se orientan hacia las necesidades educativas de los alumnos que -dentro de un entorno sociocultural desfavorecido- tienen más riesgo de no alcanzar los objetivos curriculares y entrar en una fase de autoexclusión del propio sistema.

Se interviene principalmente en los ciclos de primaria y Educación Secundaria, pero también en educación infantil, y los centros escolares cuentan con profesores de apoyo que utilizan determinados recursos a su alcance para finalmente ayudar a la motivación del estudiante.  Para este ambicioso propósito se necesita de una partida presupuestaria que cubra los gastos del personal que se suma a las plantillas de docentes, pero son malos tiempos para invertir y mucho menos para gastar más allá de lo que se considera básico, por lo que este objetivo empieza a ser inalcanzable para algunas Comunidades autónomas. 

Un ejemplo muy claro de como se empieza a prescindir del profesorado de apoyo es la Comunidad de Castilla-La Mancha. Según información facilitada por los representantes sindicales, la Consejería de Educación de la Junta de Castilla-La Mancha ha anunciado que dejará que contar con los servicios del profesorado de apoyo para educación infantil, alegando no poseer recursos económicos para hacer frente al gasto que supone cubrir una etapa que no es obligatoria dentro del sistema educativo español. La puesta en marcha de este recorte podría acarrear el despido de hasta 1000 docentes.

Por su parte, Juan Carlos Illescas, del Sindicato independiente ANPE, se muestra convencido de que la medida conllevará irremediablemente el hecho de aumentar el fracaso escolar ya que este debe abordarse desde las primeras etapas, incluida la infantil.  Por otro lado, Alfonso Gil, de CC.OO., no duda en afirmar que es un nuevo varapalo al empleo público y a la “calidad del servicio público educativo”.

Te puede interesar

Escribe un comentario