Prueba de lectura

Muchas veces nos encontramos con la duda de no saber por qué no nos cunde cuando nos ponemos a estudiar, o a leer un tema.

La mayoría de las veces es debido a que no nos concentramos lo suficiente, o leemos pero no nos enteramos de lo que leemos, así que vemos que el tiempo empleado se tiene que multiplicar, incluso triplicar, para aprender el tema a examen.

Otras veces es porque tardamos demasiado en leer los textos y acabamos aburriéndonos tanto que nuestra mente deja de concentrarse en la lectura y va más lenta.

Por ello os propongo una actividad: Se trata de leer un texto con un cronómetro al lado y ver cuánto tiempo hemos tardado en leer el texto completo. Una vez que se sabe, se trata de intentar superar ese tiempo de manera que nuestra mente reaccionará al estímulo y comenzará a concentrarse en el texto y, de paso, nuestra velocidad de lectura así como el nivel de concentración aumentará.

Podéis escoger el texto que queráis, pero que tenga al menos 300 palabras para que nos lleve tiempo leerlo y así nos sirva para mejorar nuestra capacidad de lectura. Conforme vayamos avanzando podremos utilizar textos mayores.

Te puede interesar

Escribe un comentario