Qué es la dislexia

qué es la dislexia

Los estudiantes que presentan dificultades para leer y para deletrear palabras, frecuentemente desconcierta a profesores y padres. El estudiante recibe la misma instrucción en el aula como otros estudiantes, pero continúa luchando con todas o algunas de las muchas facetas de la lectura y ortografía. Cuando esto ocurre se suele valorar la posibilidad de tener dislexia, pero para descubrirlo hay que tener otras cosas en cuenta también.

Los principales síntomas de la dislexia son los problemas de aprendizaje de las letras, la lectura y la ortografía. Además, pueden presentar dificultades en la lectura de palabras y en su descodificación. También se puede encontrar una falta de fluidez, una lectura lenta, un deletreo pobre, etc.

La dislexia puede ser un problema invisible para muchos. No es una enfermedad que se cure como la varicela o un resfriado. En la escuela los maestros pueden ver que un alumno o alumna está trabajando duro pero no se dan cuenta de los pasos que su cerebro tiene que tomar para dar sentido a las palabras que tiene en la hoja. No ven el avance que sí ven en otros niños que no tienen dislexia.

Muchos niños con dislexia se preocupan y piensan  que hay algo que está mal en su cerebro, un pensamiento que les provoca miedo. Gracias a investigaciones recientes, sabemos que el cerebro de una persona con dislexia es normal y saludable, simplemente tarda más en hacer algunas conexiones y lo hace en varia etapas. Esto ocurre especialmente para adecuar las letras que aparecen en el papel con sonidos o las combinaciones que se deben hacer entre letras y sonidos. La dislexia no es algo raro ni aislado, de hecho es bastante común.

Qué es la dislexia

La dislexia es un problema crónico con la lectura, es una dificultad de aprendizaje común que afecta a muchas personas y se identifica como un ‘problema de aprendizaje’. Las personas con dislexia pueden tener problemas con la lectura, la escritura, la ortografía, matemáticas y también, con la música.

qué es la dislexia

La mayoría de personas piensan que la dislexia es una condición que implica el no leer correctamente o que se invierten las palabras y las letras. Si bien es cierto que alguna personas con dislexia tienen  estos problemas, la dislexia puede ser mucho más que esto. Los expertos dicen que la dislexia tiene poco que ver con el reconocimiento de la forma visual de las palabras, sino que más bien, el cerebro de las personas con dislexia conectan de forma diferente. Esta diferencia hace que sea difícil para ellos descifrar las letras de las palabras escritas en sonidos diferentes -fonemas- de la lengua, es decir, tienen una gran dificultad para la conciencia fonológica.

La parte positiva de la dislexia

La dislexia puede ocurrir a cualquier persona. A veces los niños con dislexia parecen que son perezosos o que no tienen motivación para trabajar lo suficiente, pero la realidad es que esto nada tiene que ver con la realidad. La dislexia puede ir acompañada de falta de motivación, problemas emocionales o de comportamiento, incluso de deterioro sensorial… pero normalmente porque no se utilizan estrategias adecuadas para que puedan aprender dependiendo de sus necesidades.

Una visión más positiva de la dislexia -para que te des cuenta que no tiene que ser algo negativo- es que estas personas son pensadores visuales, multidimensionales, intuitivos, creativos y tienen un gran éxito con el aprendizaje práctico. Muchas personas con dislexia son brillantes para las artes, la creatividad, el diseño, la informática y el pensamiento lateral. ¡Las personas con diselxia solo necesitan centrarse en aquellos aspectos que se les da mejor para destacar!

qué es la dislexia

¿Qué causa la dislexia?

La dislexia puede ser hereditario, muchos investigadores identifican los genes como responsables de esta condición. Los científicos también encuentran diferencias específicas en el cerebro de las personas con dislexia. Las imágenes cerebrales muestran diferencias estructurales en el cerebro, sobre todo en el hemisferio izquierdo. El cerebro de las personas con dislexia muestran poca actividad en áreas conocidas donde está la vinculación de la forma escritura, las palabras o los componentes fonéticos. Cuando las personas con dislexia tienen que leer deben desarrollar vías neurológicas alternativas. Compensan esto haciendo más uso del frontal cerebral -el área de Broca- que se asocia con otros aspectos del procesamiento del lenguaje y del habla.

Te puede interesar

Categorías

Formación

Maria Jose Roldan

Maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy... Ver perfil ›

Escribe un comentario