Rajoy intentará que la flexibilidad se convierta en uno de los ejes de sus políticas de empleo

El acuerdo que se ha producido en Cataluña entre el PP y CiU en lo que respecta al mundo del trabajo puede dar una pista de cuál será la senda que imponga Rajoy para solucionar la crisis económica que se vive en el país: flexibilidad, movilidad, polivalencia, lucha contra el absentismo y eliminar la relación entre aumento de los salarios e IPC.


El escenario económico actual y el futuro – la OCDE prevé un 23% de desempleo en España en el 2012 – hace que las reformas económicas del gobierno del Partido Popular tengan que ser rápidas y radicales. Lo que el PP podría buscar sería algo similar al Acuerdo Interprofesional que se acaba de firmar en Cataluña y que pone el acento en la flexibilidad laboral.

Si se logra un acuerdo similar llegaremos a un escenario en el cual los convenios colectivos sectoriales dejarán paso a los convenios en cada empresa, de las subidas de suelo ligadas a la evolución del IPC se pasará a una actualización salarial unida a la productividad de cada trabajador. Por último ante la contratación temporal se evolucionará a la contratación indefinida a tiempo parcial.

La flexibilidad estará presente en la organización del tiempo de trabajo en dependencia directa de las necesidades de la actividad de cada empresa. La flexibilidad también se aplicará a los rígidos costes laborales que existen en España de modo que cada empresa pueda ajustarse a la situación de su mercado de nuevas maneras y no como hasta ahora lo hacía mediante los despidos de trabajadores.

Fuente: Intereconomía |    Imagen: Seattle Municipal Archives

Te puede interesar

Escribe un comentario