Requisitos comunes a cualquier oposición

Una oposición responde a una prueba previa a la obtención de un trabajo, en este caso referido a un empleo del estado. Como cualquier trabajo, requiere que se cumplan unos requisitos y estos, en función de puestos y cargos específicos, pueden variar, al igual que no te exigirán lo mismo en la empresa privada dependiendo del tipo de empleo que busques y para el que te presentes. Aunque estos requerimientos, como decimos, pueden variar dependiendo de la oposición, existen ciertas formalidades comunes a todas las oposiciones a las que aspires. Para que sepas, de primera hora, si eres o no el candidato perfecto para desarrollar tu actividad en el empleo público te vamos a orientar al respecto.

Requisitos comunes a cualquier oposición

Lo primero de todo, el primer requisito es el referido a la edad. La mínima se establece en 16,mientras que para la máxima, salvo que se especifique alguna en concreto por cualquier motivo, será siempre la marcada para la jubilación. según la ley. Luego está el hecho de contar con el condicionante de la nacionalidad. En España, si tienes la nacionalidad española podrás presentarte a cualquier oposición, de igual forma que, aun no siéndolo, se diera el caso de que estuvieras casado/a con una persona española. Las convocatorias ya van ampliando el abanico de nacionalidades a las de los ciudadanos comunitarios, pero esto se especificará expresamente, no te confíes como algo que se pueda dar por hecho.

Por último, y como obligatorio también, está el hecho de no contar con antecedentes penales, ni haber sido separado con anterioridad de cargo público por algún acto punible, lo que implicaría poseer un posible expediente disciplinario.

Como te decimos, a estos indispensables se unirán los propios de cada convocatoria, en función de la naturaleza de la oposición, condicionada por el puesto de trabajo. Entre los requisitos que pueden ir variando serán la titulación académica, idiomas, altura, forma física, etc.  Que no cumplas con alguno de estos solamente puede hacer que te decidas por otra, en cambio, si no cumples con alguno de los obligatorios el acceso a un puesto de trabajo del estado te será imposible.

Te puede interesar

Escribe un comentario