Retomar la vida de estudiante con cursos de formación II

Retomar los estudios con cursos de formación

En nuestra anterior entrada aludíamos a un hecho que hoy en día es habitual y frecuente. Y es que en tu empresa, a lo largo del año, se plantearán diferentes cursos para que la plantilla reciba una formación actualizada y conforme sus necesidades, incluso por la obligatoriedad de adaptarse a nuevas normativas en diferentes materias: riesgos laborales, tratamiento de residuos, conducción de maquinaria, etc.

Cuando tras mucho tiempo sin “ejercer” de estudiante te has de plantear retomar de nuevo las clases pueden surgir algunas complicaciones. La primera de ella es ajustar tu jornada a todo lo que has de hacer, ya que está la asistencia a tu puesto de trabajo y posteriormente recibir la formación. Muchas empresas permiten que sus empleados realicen jornadas de trabajo más cortas con el fin de que puedan completarlas con los cursos. También está la posibilidad de realizar la formación desde tu propio puesto de trabajo, en horario laboral. De todo esto tu empresa te informará debidamente.

Lo que nadie va a poder evitarte es que tengas que dedicar un tiempo en casa a repasar, organizarte lo que has dado o pasar a limpio los apuntes. Lo quieras o no deberás organizarte, obligarte a un tiempo fijo para estos menesteres: entre hora y hora y media al día te serán suficientes. No te quites horas de sueño, el descanso es primordial para tener la mente despejada y afrontar jornadas más intensas que de costumbre. Intenta adelantar todo lo que puedas durante el fin de semana, y echa mano de pequeños recursos que te pueden ayudar, entre ellos: resume lo más importante de cada tema, hazte esquemas y mapas conceptuales con las nociones más básicas, subraya,…; recuerda que no es tan importante saberse todo “al dedillo”, sino saber captar la esencia.

Autoevalúate. Se ha demostrado que las pruebas tipo Test logran una mejor asimilación de las materias, así que ayúdate de algún conocid@, compañer@ de curso o familiar para que te realice este tipo de pruebas de cada tema, seguro que notas la diferencia.

Nadie puede negar que es un mayor sacrificio, pero tampoco que se trata de una situación puntual y siempre para un mejor aprovechamiento de tus conocimientos, incluso para poder ascender y darte más posición en la empresa. Solo en el caso de períodos largos de formación deberás plantearte una reducción de tu jornada laboral para poder compatibilizar todo y rendir en ambas actividades como se espera de ti.

Te puede interesar

Escribe un comentario