Reutilizando apuntes

Apuntes

Con el paso de curso, no es algo extraño que dejemos completamente de lado los recursos que hayamos utilizado durante los meses anteriores. De esta manera, tanto apuntes como libros se quedan cogiendo polvo en la estantería. Gran error, ya que ese tipo de materiales pueden volver a utilizarse cuando los necesitemos, momento para el que no suele pasar mucho tiempo.

Un concepto muy importante es el de los apuntes. Escribimos (normalmente a mano o a ordenador) todos los puntos de interés que deberemos estudiar posteriormente. Cuando terminamos el curso pensamos que no vamos a volver a utilizarlos, pero lo que ocurre es que en muchas ocasiones los conceptos se reutilizarán. Lo que hemos estudiado es lo básico. Y para llegar a lo avanzando a veces hay que volver pasos atrás.

Cuando estéis en un nuevo curso, no desechéis a la primera los apuntes que hayáis escrito en épocas anteriores, ya que podrían volver a seros de utilidad. Tenedlos más o menos a mano, ya que habrá muchos conceptos ante los cuales podréis usarlos incluso para aprender más y descubrir nuevas cosas. Reutilizar apuntes es una excelente idea para obtener mejores notas.

Por último, en el caso de que no tengáis espacio para seguir guardándolos, sería buena idea digitalizarlos en algún tipo de dispositivo electrónico. Dejarán de ocupar espacio y podréis seguir teniendo a vuestra disposición un documento útil y, en ocasiones, esencial. De hecho, hay gente que los elabora directamente a ordenador con el fin de evitar tener que hacer trabajo extra.

Te puede interesar

Escribe un comentario