Saber redactar: Composición del texto (II)

El desarrollo contiene la mayor parte de las ideas procesadas en los pasos anteriores. En el proceso de contraste o similitud de ideas deben saber encontrarse lo nexos apropiados. He aquí algunos consejos…

148922451_f6600fcb9c

-Cada idea debe desarrollarse en un párrafo, es decir, terminar en el punto y aparte.

-Las oraciones deben guardar coherencia entre sí y, cada una de ellas, en su propia composición debe ser coherente.

-Es aconsejable obtener la cohesión de todo el texto mediante el uso de tiempos verbales comunes.

-Otros recursos cohesivos son el uso de sinónimos, pronombres, repetir el nombre del personaje si es narrativa lo que se está haciendo o de los conceptos que se estén exponiendo, usar figuras literarias tales como la elipsis que omite lo que el lector deduce por inferencia de las oraciones anteriores.

-Ayuda al lector, en la comprensión del texto, una exposición que alterne párrafos de distinta longitud.

-Se acostumbra desglosar ideas más densas en los renglones inmediatamente inferiores.

-Para evitar la pérdida de interés, por parte del lector, puede reservarse una de las ideas más interesantes para el final de este bloque.

-Un desarrollo armonioso se desprende del respeto de la coherencia en tanto ideas compenetradas e inteligibles.

-Es imprescindible guardar las pautas de cohesión ya mencionadas para evitar que el texto aparezca como un cuerpo desmembrado.

-Guardar coherencia verbal, es decir mantener la conjugación verbal a lo largo de un capítulo. (Esto tiene excepciones, pero en el caso de una monografía o informe de estudio es muy importante mantenerla)

-El cuidado de la ortografía, sabiendo de la aplicación oportuna de los signos de puntuación y la elección de un título adecuado garantiza la calidad de un texto.

Te puede interesar

Escribe un comentario