Saneamiento de arcas

arcas del estado

Las cuentas, deudas y problemas están yendo contra la alcaldesa de Alicante, que cuenta con la última oportunidad para poder sanear las arcas de dicho municipio y devolver la compostura perdida. Pero si se agarran al último plan que existe deben también quedarse con lo que ello repercute, es decir, deberá ser revisado por hacienda para lograr el saneamiento de  arcas.

De lo contrario si decide no hacer este plan de pagos como último recurso, los próximos 245 millones de euros que serán para el próximo año se verán con problemas tales como, recortes de más de 25 millones de euros que irán destinados a servicios y las subidas de impuestos. La deuda que tiene el ayuntamiento de Alicante es de uno 175 millones de euros, pero a su vez deben aproximadamente 25 millones de euros para los pagos de facturas a proveedores.

Sonia Castedo, ha decidido poner a los trabajadores de Hacienda con el caso para poder tomar la opción menos mala y sanear las arcas de dicho ayuntamiento. Los objetivos que tienen en mente después de la decisión tomada serán pagar los 25 millones de euros a los proveedores, con la ayuda de prestamos de hacienda. La consecuencia de dicho ayuntamiento deudor es que tendrán que pagar por impuestos para sufragar la deuda, con unos porcentajes en tres años, primero con un 50%, luego con un 75% y luego con el triple.

Eso significa que independientemente de la decisión abonarán más impuestos y van a tener una consecuencia negativa.

Más Información – Recorte de 300 millones a servicios sociales
Fuente – ccaa.elpais.com

Te puede interesar

Escribe un comentario