Se empieza a vislumbrar un futuro esperanzador en los Centros de enseñanza concertados de la Generalitat Valenciana

No se presentaba un final de año de buenas y esperanzadoras noticias para los centros de enseñanza concertada de la Generalitat Valenciana. De hecho, a pocos días de finalizar el pasado 2011 había nóminas sin pagar de varios meses, aunque el Consejero de Educación de la Generalitat, José Ciscar, había manifestado su clara intención por paliar en parte esta situación de impago.

Se empieza a vislumbrar un futuro esperanzador en los Centros de enseñanza concertados de la Generalitat Valenciana

El 1 de enero de 2012 no puede presentarse mejor a este respecto, ya que la Consejería de Educación ha hecho efectivos los pagos de nóminas correspondientes al mes de diciembre, además de las pagas extraordinarias del mismo mes, a un total de 17.000 funcionarios (profesores, principalmente), aunque siguen sin satisfacerse, a día de hoy, los gastos referidos al mantenimiento de los centros.

La Consejería inyecta así una buena dosis de oxígeno al debilitado sistema educacional en el que se integran los centros de enseñanza concertada de la Comunidad valenciana que llevaban meses soportando penurias y teniendo que autofinanciarse económicamente si querían seguir adelante. Como decimos, el Consejero no llegó a cumplir su compromiso de pago, que tenía como última fecha límite el pasado 15 de diciembre, pero en una última reunión con las representaciones sindicales se acordó un último plazo válido y, a pesar del escepticismo, se dio una última oportunidad, lo que ha tenido un final feliz momentáneo, de lo que nos congratulamos enormemente.

Y recalcamos el carácter momentáneo de la solución ya que el compromiso alcanzado ha de ser consecuente con la deuda adquirida, que debe satisfacer todos sus pagos mensualmente a un modelo de enseñanza que, lejos de suponer un gasto añadido, parece ser que implica un ahorro considerable al Estado..

Te puede interesar

Escribe un comentario