Seguir opositando en tiempos de crisis

Los cambios sociales, políticos y económicos nos afectan a todos, en mayor o menor medida. En una situación económica como la que ahora vivimos muchos recién licenciados o desempleados veían como única salida una oposición para asegurarse un futuro laboral. Hoy en día también el empleo público está en “horas bajas”. El motivo no es otro que el recorte presupuestario en algunos Ministerios y organismos dependientes de estos, lo que de momento impide que nuevos funcionarios se incorporen al mismo ritmo que hace no muchos años debido a que no se están realizando las previsiones anuales de plazas.

Seguir opositando en tiempos de crisis

Pero también está un más que probable cambio de gobierno, lo que deja en segundo plano, o pendiente de convocar, los diferentes procesos selectivos de personal que ya se han ofertado con anterioridad. Si bien esta no es la mejor circunstancia para alentar hacia la inversión en tiempo y esfuerzo dedicado al estudio de una oposición no hay que dejarse llevar por el dramatismo ni abandonar alegremente un firme propósito que muy probablemente te costó mucho decidir.

Tal vez sea este un momento para replantearte si la oposición que has elegido tiene previsiones de una viabilidad a medio plazo y decantarte por otras salidas que no están siendo afectadas por la coyuntura actual, como es el caso de las referidas a las corporaciones locales. Hay determinadas inversiones municipales que están aumentando, es el caso de las Bibliotecas, en muchas de ellas se están adquiriendo más títulos para atender la demanda, y dada la necesidad de los usuarios por disponer de más espacio y tiempo se están ampliando los horarios de apertura y las salas disponibles, por lo que se pronostica que más pronto que tarde se necesitará más dotación de personal.

Este es solo un ejemplo, al igual que las bibliotecas hay otras instituciones que requerirán de profesionales de manera constante y creciente. Si tu objetivo es prepararte para un empleo del estado no cejes en el empeño y ten paciencia, seguro que tu esfuerzo y espera se ven recompensados.

Te puede interesar

Escribe un comentario