Septiembre es un mes difícil para las familias con hijos en edad escolar

Lo que cuesta un nuevo curso

No es difícil, a estas alturas, ir viendo anuncios publicitarios sobre la compra de ropa y material para el colegio. El regreso a las clases está a la vuelta de la esquina, y para las familias con más de un hijo en edad escolar el coste que supone el inicio de un nuevo curso puede destrozar muy mucho su economía.

Recientemente hemos conocido la elevada cifra de gasto que tendrán que afrontar las familias españolas en el inicio del próximo curso 2011/2012 gracias a la Confederación Española de Organizaciones de amas de casa, consumidores y usuarios: el coste de toda la puesta en marcha oscilará entre los 600 y los 720 euros. ¿Y en qué se emplea este dinero? Esta partida se la repartirán libros, material de estudio (cartera, cuadernos, instrumentos de escritura…), ropa y calzado.

De todas maneras, si bien en algunos casos no habrá más remedio que rascarse el bolsillo, no todo se reduce a tremendo gasto. Si nos fijamos bien, puede que mucho del material empleado en el curso anterior se encuentre en buenas condiciones, es el caso de la propia cartera, el compás, las reglas, sacapuntas, ceras, .. Igualmente puede haber sobrado algún que otro cuaderno o un paquete de folios que pueden aprovecharse, al menos durante un tiempo. Con la ropa, es obvio que el crecimiento de los niños es imparable, pero si hemos tenido la precaución de comprar la de temporada una talla más grande (viejo truco de las madres) es probable que pasen un primer tramo del otoño-invierno y aguantar hasta las próximas rebajas de enero.

También están los libros. Comprarlos es, muchas veces, una enorme inversión como ya hemos visto, y cuando acaba el curso el centro escolar puede pedírnoslos para que otros niños los aprovechen. De igual manera puedes informarte si existe la posibilidad de coger libros que otros niños han dejado. En el caso de que tu centro no realice esta gestión está el Cheque-Libro. Todavía estás a tiempo, en los primeros días de septiembre, de que te comuniquen si en tu centro escolar te lo podrán dar.

Son medidas que consiguen un enorme ahorro, ponerlas en práctica puede suponer mucho que ganar y poco que perder.

Te puede interesar

Escribe un comentario