Si no quieres compartir tus apuntes, también puede guardarlos para ti

Apuntes

En una entrada que escribimos hace unos meses, comentamos que, aunque podíamos realizar nuestros propios apuntes también teníamos la posibilidad de compartirlos con nuestros amigos y compañeros de clase. De esta forma, todos se verían beneficiados de estudiar lo mismo, resumido de la manera conveniente, y adaptándolo a las necesidades de la clase. Una información que, sin lugar a dudas, iba a ser bastante útil.

Sin embargo, ahora tenemos que ponernos en el punto opuesto: en el caso en el que no queramos compartir nuestros apuntes con nadie. Los motivos pueden ser muchos, y muy variados. No obstante, es una decisión que debe respetarse. Ya sabéis que, en el caso de que no queráis compartir vuestros apuntes con la clase, es muy posible que los compañeros estudien, cada uno, una cosa diferentes, lo que significa que los resultados pueden llegar a ser muy variados.

¿Qué podéis hacer con los apuntes? En primer lugar, estudiarlos para el examen. En segundo lugar, cuando hayáis aprobado el control, también sería recomendable que guardéis los folios a buen recaudo. De esta forma los seguiréis teniendo y, además, podréis consultarlos en el momento en que queráis. Podríamos decir que estaríais ante un pequeño libro con lo más importante y lo que habéis aprendido.

Recordad lo más importante. Si decidís no compartir vuestros apuntes, tampoco podréis ayudar a vuestros compañeros de clase, o a aquellas personas que no hayan asistido por diferentes motivos. La elección es vuestra, aunque nosotros seguimos recomendandoos que compartáis los apuntes con vuestros compañeros, ya que así podréis ayudarles.

Te puede interesar

Escribe un comentario