Síndrome post-vacacional

 

En una anterior entrada os hice referencia al síndrome post-vacacional que presentamos la mayoría, tras volver de un largo periodo vacacional. En esta ocasión, me quiero centrar más en este síndrome.

No estamos hablando de una enfermedad. Se trata de un cambio emocional al que se somete nuestra mente tras un cambio de actividad, producido por una vuelta a la rutina. Puede asociarse con depresiones, irritabilidad, o ansiedad. Suele desaparecer entre 2 días y 2 semanas tras su inicio.

Se reconoce por sentir fatiga generalizada, cansancio, insomnio, falta de apetito, problemas estomacales, nauseas, tristeza, sudoración, dificultad para concentrarse, etc.

Según estudios, los que la sufren pueden tener alguna de estas causas:

  • Trastornos psíquicos: por no sentirse cómodo en su empleo.
  • Mala planificación de las vacaciones: no se recomienda usar todo el mes de vacaciones seguido. No tenemos luego ningún aliciente de descanso.
  • Tipo de trabajo y su entorno social: por los tipos de responsabilidad a la que estamos sometidos.

Para solucionarlo, se recomiendan los siguientes pasos:

  1. Aclimatarse de forma pausada y ordenada.
  2. Integrarse lo antes posible.
  3. Seguir una dieta equilibrada.
  4. Concentrarse en los aspectos positivos.
  5. Usar técnicas de relajación.

Desde oposiciones 2.0 espero que esta información os sea del todo útil, porque a mí me ha servido, y ahora la quería compartir con todos vosotros.

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   aloe dijo

    En mi caso pasar unos días fuera me sirvió para tomar más impulso aún en la preparación de los exámenes. Ya ha pasado casi un mes y todavía me dura.

    Apenas sentí ese síndrome del que tanto se habla, pero supongo que irá con cada persona.

    Un saludo.

  2.   Conchi dijo

    Me alegro de que tú no pases por este síndrome. Toca madera, jeje! Un abrazo y nos vemos!

Escribe un comentario