¿Son útiles los dictados?

dictado

Los dictados son una de las actividades que menos gustan a los estudiantes cuando están en el aula. A pesar de esto es una herramienta de aprendizaje muy utilizada por profesores de la “vieja escuela”, así como por los profesores más jóvenes. Se usa tanto en nuestra lengua como a la hora de aprender otros idiomas. Hoy veremos si realmente es útil esta herramienta y por qué.

Esta pregunta que nos hemos hecho hoy ya se la hizo Paul Davis por el año 1988. Las conclusión a la que llegó era que el dictado era muy positivo para el aprendizaje por las siguientes razones:

  • Aumenta la actividad de los alumnos mientras realizan el dictado.
  • Activa el pensamiento inconsciente de los alumnos.
  • Fomenta la interacción alumnos-profesores en la corrección del mismo.

Otras de las ventajas del dictado, que se han ido estudiando posteriormente, son las siguientes:

  • Se puede trabajar con grandes grupos de alumnos.
  • Soluciona problemas disciplinarios.
  • Favorece el acceso a textos interesantes.

Para que todas estas propiedades del dictado sean favorables, el profesor deberá favorecer la corrección en grupo o de manera individualizada y dar información acerca del texto que se va a dictar. De esta forma los alumnos mostrarán un mayor interés por la información que recibirán más tarde y que deberán transcribir.

Poco a poco el profesor deberá ir aumentando la velocidad del dictado para que los alumnos vayan escribiendo más rápido y sin pensar tanto las palabras que escriben, así aprenderán la gramática de forma automatizada y no tendrán que pensar todas las reglas de gramática a la hora de escribir en su idioma en el día a día.

Te puede interesar

Escribe un comentario