Subrayado (I)

Cuando nos ponemos a estudiar, una de las cosas que nos damos cuenta es de que solemos subrayar párrafos completos porque pensamos que son importantes pero después nos damos cuenta de que, en realidad, hemos subrayado casi todo el tema y, por tanto, no nos vale para estudiar los puntos importantes porque no hemos sabido delimitarlos de verdad.

Sobretodo algo que debemos tener el cuenta desde el principio es subrayar a lapiz, no a boli porque, aparte de que no queda bien, hace que el texto se vea más feo y nos guste menos fijarnos en el mismo. Podemos utilizar lápices de colores para lograr que nos entre más fácilmente por los ojos y así podremos anotar las cosas más importantes con un color fuerte como puede ser el rojo.

Una de las premisas que se deben tener en cuenta es que hay que subrayar las ideas principales, los datos importantes, pero nunca, si no es estrictamente necesario, todo un párrafo completo.

Te puede interesar

Escribe un comentario