Taracea, o como convertirse en mecenas de la ciencia

Proyecto TARACEA

La taracea es un método de trabajo completamente artesanal que consiste en unir diferentes piezas de un mismo material, incrustándolas en un soporte para formar contrastes dentro de un diseño decorativo muy original. Trabajo minucioso, sin duda, pero que se lleva a cabo por la unión de diferentes piezas que, si bien son diferentes, tienen la misma naturaleza.

No es de extrañar entonces que la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, FECYT, haya decidido poner el nombre de Taracea a su último y -a la vez- más ambicioso proyecto, dentro de lo que la propia organización ha pasado a denominar como “actividades prioritarias de mecenazgo”.

Taracea tiene como ambicioso objetivo desmitificar la ciencia como un entorno aburrido, y quiere acercarla a los ciudadanos. De lo que sí somos conscientes es de que la ciencia es un poderoso motor de impulso económico, por ello, desde Taracea ahora podremos participar de sus estudios y ser pieza clave de sus logros. Los proyectos y trabajos de jóvenes estudiantes, becarios y trabajadores son constantes, pero pocas veces reconocidos, y muchos de ellos -lo sabemos- han de marcharse al extranjero para avanzar.

No cabe duda de que se emplea poco dinero en la divulgación científica, de ahí que Taracea quiera suplir las carencias de inversión pública, que también existen. Como mecenas no solo elegirás el proyecto en el que “invertir”, también podrás conocer su desarrollo y evolución. Hasta el momento se han unido empresas de la talla de Repsol o Fundación La Caixa, entre otras.

Ser patrocinador, además, tiene ventajas fiscales y supone el orgullo de apoyar a los estudiantes, futuros investigadores, y abrirles un camino más esperanzador. Para participar entra en la web del proyecto Taracea, infórmate bien, decide donde aportar tu granito de arena o sencillamente pide más información al FECYT contactando a través del correo electrónico a taracea@fecyt.es o por vía telefónica al 91 425 09 09

Te puede interesar

Escribe un comentario