Técnicas para aprender un idioma más rápidamente y de forma efectiva

Aprender un nuevo idioma, sea cual sea, nos llena de emoción, pues no solo se trata de estudiar una pronunciación ajena a nuestra lengua nativa, sino que nos acercamos de pleno a la cultura del país o países en donde este idioma se habla comúnmente.

Todos los idiomas se aprenden de igual manera, se insiste en la pronunciación, se pone especial énfasis en su gramática, y nos adentran en las diferentes maneras de afrontar desde las situaciones más habituales a los modismos o localismos que consiguen que entendamos a la perfección cualquier conversación

Es muy normal apreciar que, sobre todo al comienzo, nuestro aprendizaje va muy deprisa, sin duda se trata de frases hechas, saludos, preguntar el nombre, la hora o la edad. Es cuando vamos intercalando estas situaciones con otras acepciones el momento en el que pensamos que nos hemos atascado y no avanzamos. Este proceso es completamente normal y le sucede a todo el mundo. Lo principal es tomarse el tiempo necesario, no compararse con el resto, estudiar en casa hasta saltar al siguiente paso menos complicado. Otras fases del estudio serán más gratificantes.

Otro aspecto importantísimo para aprender a la perfección un nuevo idioma es aprender a “pensar en ese idioma”. Intenta adoptar tu forma de vida a ese idioma, cómo afrontarías una nueva situación, qué frases emplearías, etc., es una forma de practicar más activa y te hará ganar soltura.

Meterse de lleno en la nueva cultura que estudiamos es una forma de entender mucho mejor el idioma. Para ello nada mejor que vivir en el país. Es la mejor manera de vivir realmente, en su día a día, como se desenvuelve la teoría y aplicarla correctamente, por no hablar del hecho de adoptar las pronunciaciones nativas, que de otra manera serían muy difíciles de acomodar.

Por último, es importante resaltar que no se puede aprender una lengua y dejarla en el olvido, sin duda alguna, con el paso del tiempo, ya no recordaremos nada de lo que aprendimos, ya que la práctica hace dominar los conceptos. Si no es posible hablar cotidianamente con personas que nos ayuden a practicar es recomendable ver películas en versión original, escuchar programas de radio o televisión, leer prensa escrita de ese país, hacer amistades con personas de otros países para mantener charlas periódicamente, etc. Esta forma será la mejor manera de mantener lo más intacto posible todo el arsenal de nuevos conocimientos lingüisticos.

Te puede interesar

Escribe un comentario