Técnico en elaboración de productos lácteos, Formación Profesional

Técnico en elaboración de productos lácteos, Formación Profesional

La industria láctea ha sufrido una transformación increíble. Del simple envasado de la leche pura, tras someterse a determinados procesos -llamados de depuración- para garantizar su calidad y hacerla apta para el consumo, se ha pasado a la elaboración de productos lácteos enriquecidos que cubren todas las necesidades nutricionales, satisfacen los paladares más exigentes y se adaptan a las diversas etapas de la vida: mayor aporte de calcio, con ácidos grasos omega 3, de sabores,…

Esto ha dado lugar a una mayor expansión de las empresas productoras de lácteos y a una importante creación de empleo, motivado todo ello por el aumento del consumo. Con respecto a la producción de quesos, otro de los grandes pilares de la industria láctea en nuestro país,  es habitual encontrar diferentes tipos y variedades dependiendo de la zona en la que nos encontremos e influenciados así también por las condiciones de curación y maduración (que están determinadas por el clima reinante). Así, leches de oveja, de vaca, y de oveja y cabra se disputan a menudo el ranking de mejor sabor y calidad en lo que a este producto de nuestra gastronomía se refiere.

diferentes productos procedentes de la producción láctea

Pero la industria láctea es algo más que leche y queso; cremas de leche, natas, mantequillas, margarinas, yogures, batidos, sueros, helados, etc. conforman un tejido industrial potente y consolidado, en el que puedes encontrar tu espacio profesional si te preparas para ello.  ¿Cómo? gracias a la Formación Profesional y a la titulación de Técnico en elaboración de productos lácteos que podrás obtener cursando un ciclo formativo de grado medio y superando sus 1400 horas lectivas.

Podrás acceder a este ciclo siempre y cuando hayas terminado la E.S.O. y poseas el título, si ya tienes algún título de técnico,  si has superado 2º de bachillerato o si cuentas con otros estudios equivalentes. Seguirás un plan de formación estructurado en una enseñanza de naturaleza teórico-práctica, en base a los conocimientos necesarios del sector alimentario que nos ocupa, entre ellos los procesos de almacenaje, de procesado, de envasado, sistemas de control y medidas de higiene y seguridad en la industria alimentaria.

Al finalizar podrás emplearte en la industria de producción láctea, en diferentes puestos y cometidos, tales como quesero, responsable de pasteurización, envasador, operario en planta de margarinas, helados y ovoproductos, etc…

Te puede interesar

Escribe un comentario