Todavía seguimos a la cola en el uso de la tecnología para estudiar

Tecnología

No hay duda de que la tecnología se está metiendo en nuestra vida de una manera más rápida de lo que pensábamos. A cada paso que damos encontramos algún tipo de aparato que nos facilita las tareas. Y lo más curioso es que todos esos utensilios se usan, después, para estudiar: ¿quién no le ha echado el guante alguna vez a una calculadora? Si no lo hemos hecho de una manera, lo hemos hecho de otra.

Sin embargo, aunque los aparatos electrónico estén a nuestra disposición a cada paso que damos, también es cierto que España sigue siendo uno de los países europeos a la cola en su uso. Poco a poco los vamos viendo más en clase, pero muchos profesores se muestran reticentes y no les dan confianza. Y debería ser al revés, porque no saben que se están perdiendo una herramienta que podría facilitarles la vida de una manera realmente bestial.

Hay que tener en cuenta un dato bastante importante: España tiene actualmente 32 ordenadores por cada 100 alumnos. Una de las cifras más altas de la Unión Europea. Pero eso no significa que los recursos tecnológicos se estén utilizando como es debido. Todo lo contrario, ya que de vez en cuando vemos cómo muchos profesores confirman que no quiere utilizarlos por desconocimiento o desconfianza.

No hay duda de que tanto alumnos como profesores se tendrán que poner las pilas con un único fin: utilizar más la tecnología. No en vano, se trata de una herramienta extremadamente útil que, además, proporciona muchos ahorros de tiempo. ¿Qué pensáis vosotros?

Te puede interesar

Escribe un comentario