Tomar apuntes

tomar-apuntes

Existe una relación entre la capacidad de tomar apuntes y la facilidad de aprender. Tomar apuntes significa seleccionar la información, organizarla y reelaborarla y sobre todo desarrollar y aumentar la atención.

La utilidad de los apuntes resulta mayor cuanto más personalizados son los mismos, es decir cuando son organizados y tomados por la persona que esta leyendo o tomando la clase, porque la actividad de tomar los apuntes provoca el aprendizaje.

Al tomar apuntes se siguen varias de las reglas del subrayado. Su objetivo es en realidad el mismo fijar la atención y mejorar el aprendizaje. Tomar apuntes presenta sin embargo, una ventaja importante respecto al subrayado, ya que da la oportunidad de alejarse en gran parte del texto y de reestructurar la información de modo que resulte más cómodo.

Debemos tomar apuntes cuando se haga una lectura analítica del  texto. Se aconseja recorrer con la vista el fragmento más extenso del texto antes de comenzar a tomar los apuntes, con el fin de elegir los apuntes que mejor reflejen la estructura del texto.

Los apuntes deben ser concisos y sintéticos mucho más breves que el texto partido, para permitir un estudio eficaz, deben ser comprensibles durante la reelectura aún cuando haya pasado  cierto tiempo.

Te puede interesar

Escribe un comentario