Trabajo y formación, tareas compatibles

Nuestra jornada de trabajo ya es lo suficientemente amplia y agotadora como para reservar un poco de nuestro tiempo, paciencia, concentración e intelecto en rendir adecuadamente. Existe una creencia mucho más extendida de lo que podamos pensar que afirma que si se trabaja ya no existe ocasión para seguir con una formación complementaria, precisamente por el factor tiempo. Obviamente, un curso de 3 horas al día, durante algunos meses y después del trabajo puede resultar tedioso y pesado, pero existen otras opciones, y todo dependerá de cada caso particular y de cada una de las necesidades que tengamos en cada momento.  Si eres de los que se aferran a la afirmación de que no es factible  el binomio trabajo-formación te vamos a demostrar como hay casos en los que esto sí puede ser llevado a cabo.

Cursos intensivos de formación

Los Cursos intensivos nos brindan la oportunidad de conseguir una especialización en un campo de nuestro conocimiento y ocupación profesional. Si te dedicas al área de administración puedes optar por formación intensiva en el área de facturación, contabilidad, control de stocks y gestión de logística, por ejemplo. Si acabas de incorporarte al departamento de exportaciones de tu empresa puedes añadir una formación adicional de inglés de negocios al nivel de estudios que ya posees en esta lengua. Otro caso más para que sigas descubriendo que existen posibilidades a tu alcance, si tu empresa te propone incorporarte al departamento comercial puedes realizar formaciones en el campo de la presentación oral, atención telefónica, gestión de quejas y reclamaciones, ventas o gestión eficiente de una cartera de clientes.

Recuerda que la formación intensiva tiene como objetivo que puedas perfeccionar o actualizar tu formación y, al mismo tiempo, que te sea útil y práctica para tu actividad profesional. La opción de la formación online añade, además, la ventaja añadida de la flexibilidad de horarios, y su corta duración hace el trámite más llevadero.

Te puede interesar

Escribe un comentario