Un análisis del fracaso escolar basado en tres puntos básicos

El fracaso escolar es el “tendón de aquiles” de nuestro sistema educativo. Las cifras  (elevadas cifras) de abandono, la consecuencia directa del descalabro en los estudios, confirman además que algo no se está haciendo bien, que los estudiantes no reciben el suficiente estímulo para proseguir su formación y que en el momento que se plantean abandonar carecen de refuerzos y medios en los que apoyarse para superar las dificultades. Un reciente estudio de la Federación de Entidades de Atención y Educación a la infancia y la adolescencia, FEDAIA, revela que el fracaso escolar ha de enfocarse en tres puntos básicos y sobre los que hay que trabajar -sí o sí- para combatirlo y minimizarlo: prevención, intervención e integración.

Como es de suponer, una actuacion temprana evita el desencadenamiento del problema, de ahí que el principal eje sobre el que ha de girar la búsqueda de soluciones al fracaso escolar sea la prevención. Para evitar que se llegue a la decisión de abandonar los estudios desde FEDAIA se insiste en conocer, de manera individualizada,  el origen de cada caso en particular y prestar especial atención a la adolescencia como momento clave. Se cita, además, a la familia como herramienta clave para detectar el problema y colaborar activamente.

Por otra parte, cuando ya se conoce el problema ha de intervenirse de manera directa para proporcionar al alumno toda la información o el material de apoyo que necesite. De igual forma son los padres una parte activa importantísima que han de ayudar y animar a sus hijos, adoptando una conducta alejada del reproche y evitando la frecuente situación de menoscabar la capacidad de estudio de estos.

Por último, para FEDAIA es tan importante prevenir e intervenir como recuperar a aquellos jóvenes que ya dieron el paso de abandonar los estudios. Para ellos se busca estudiar cada caso y crear programas de adaptación curricular y aulas de estudio, entre otras medidas de actuación.

Te puede interesar

Escribe un comentario