Un cambio de aires a veces es necesario

Vacaciones

Seguro que más de uno habrá tenido la misma sensación en alguna que otra ocasión. Cuando estudiamos mucho, puede que lleguemos a un estado de cansancio que nos impida seguir con la tarea. No hablamos de un dolor de cabeza, sino de varias dolencias que podrían impedirnos hechos como seguir leyendo, o concentrarnos con facilidad. ¿Qué podemos hacer al respecto?

La verdad es que, llegados a este punto, no hay muchas alternativas. En anteriores entradas, nuestras recomendaciones habían sido que os tomárais un descanso, o que bebiérais o comárais algún tipo de alimentos. Sin embargo, en esta ocasión tenemos que hacer una excepción, y simplemente deciros que os toméis un gran descanso. No se trata de cinco minutos, sino de un cambio de aires.

Es cierto que este tipo de cambios en nuestros hábitos o nuestro estilo de vida no siempre son posibles. Por ejemplo, en la época de exámenes no podremos dejar los estudios a un lado, ya que eso podría supone una nota negativa y, en definitiva, el suspenso de la asignatura. Es por ello que os aconsejamos que os toméis unas vacaciones únicamente cuando sea posible. Estamos hablando, por supuesto, de varias semanas en las que las hora serán de tiempo libre.

Lo cierto es que este tipo de descansos nunca vienen mal, ya que nos permiten tomarnos una buena cantidad de horas de ocio que, sin duda, deberían ser provechosas para nuestro rendimiento futuro. Por supuesto, no estamos diciendo que dejéis los estudios sino que, simplemente, os pongáis un pequeño límite que, al ser superado, os permita tomaros vuestro propio tiempo libre.

Más información – Estudiando todos los días del año
Foto – FlickR

Te puede interesar

Escribe un comentario