Un reciente estudio revela que el deporte mejora los estudios

De sobra son conocidos los efectos beneficiosos del deporte sobre la salud. La actividad física evita el sobrepeso, previene el desarrollo de patologías coronarias y metabólicas, oxigena las células y mejora nuestro estado de ánimo, entre otras virtudes. Hasta ahora eran pocos quienes se atrevían a afirmar que el deporte podía conseguir un mayor provecho para el organismo que el referido al del bienestar físico, sin embargo un reciente estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad Vrije, en Ámsterdam, va un paso más allá y concluye que la práctica regular de deporte, en niños y jóvenes estudiantes, mejora el rendimiento escolar.

Un reciente estudio revela que el deporte mejora los estudios

Para llegar a tal afirmación los expertos se tomaron su tiempo en realizar algunas comparaciones. Tomaron como base otros estudios similares llevados a cabo en un periodo de 20 años a estudiantes de edades comprendidas entre los seis y los dieciocho años. El trabajo de selección fue descartando aquellos que consideraban arrojaban datos irrelevantes, para detenerse en un pequeño porcentaje del total que mostraba una medición teniendo en cuenta factores definitorios, además de presentar muestreos verdaderamente significativos, como lo era el hecho de escoger grupos específicos, y de ubicaciones geográficas dispares, centrándose en los realizados en centros de enseñanza.

Al respecto de las causas por las que se cree estar en lo cierto al afirmar que el deporte mejora los estudios los expertos señalan varias justificaciones posibles, y que por otro lado atienden a toda lógica. En una primera instancia se piensa que el cerebro se ve beneficiado por el aumento de los niveles de oxígeno que recibe en mayor medida gracias al incremento de la capacidad cardiaca y pulmonar. Además de esto, el aumento de los niveles de endorfinas y del neurotransmisor llamado norepinefrina consiguen una mayor sensación de bienestar y una disminución de la tensión, la angustia, la ansiedad y el estrés, factores clave a los que se enfrentan los estudiantes.

Por último se concluye taxativamente afirmando que serían necesarios estudios mucho más exhaustivos al respecto referidos a la medición de las cantidades precisas para advertir un rendimiento significativo, y poder adaptar la práctica deportiva de manera personalizada en cada caso concreto.

Te puede interesar

Escribe un comentario