Vuelven las reválidas tras la reforma educativa

Seguimos desgranando todas las novedades que pretende incorporar el ministro José Ignacio Wert con el Anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa. Si ayer comentábamos la polémica en torno a la reducción de ayudas para la compra de libros de texto hoy le toca el turno a la incorporación de evaluaciones al finalizar las distintas etapas educativas, así como a una reforma de la formación profesional.

En el último Consejo de Ministros se ha aprobado la nueva reforma educativa elaborada por el Ministro de Educación José Ignacio Wert. Entre muchos cambios que afectan a todos los estados de nuestra educación, una de las grandes novedades es la incorporación de evaluaciones o exámenes a la finalización de cada etapa educativa, es decir, al término de 3º de primaria, 6º de primaria, 4º de la ESO y 2º de Bachillerato. Podríamos hablar de la vuelta a la educación de las antiguas reválidas.

El objetivo de estas evaluaciones o exámenes es, en el caso de 3º de primaria, detectar las dificultades de algunos alumnos en el aprendizaje, valorando el profesorado si es recomendable que el alumno repita curso. En cuanto a 6º de primaria se evaluará el aprendizaje de competencias básicas pero tendrá un carácter más informativo para padres y docentes, sin efectos académicos.

En 4º de la ESO es donde se ponen las cosas serias, ya que se trata de una evaluación final, como una especie de selectividad adelantada, donde el alumno tendrá que superar distintas pruebas para obtener un título que le permita el acceso a Bachillerato o la Formación Profesional.

Por último, la popular selectividad se verá modificada, ya que ahora esta evaluación se realizará al terminar el Bachillerato para obtener el título, independientemente de que se quiera o no acceder a la universidad.

Te puede interesar

Escribe un comentario