Windows Phone podría no ser lo que parece ¿qué hacemos con él?

Windows Phone

Windows Phone es archiconocido. Microsoft se puso las pilas hace algunas semanas con el fin de poder ofrecernos un sistema operativo para teléfonos móviles que nos permitiera hacer lo que quisiéramos con él. Muchos le apoyamos. Sus características eran (y son) excelentes, aunque parece que las principales compañías no están contentas con el camino que está tomando.

Uno de estos negocios es Huawei, que recientemente han confirmado su abandono a la plataforma. Joe Kelly, uno de los trabajadores de la empresa, ha comentado recientemente que no son capaces de hacer dinero con el paquete. ¿Significa que no es una buena herramienta para nuestros estudios? Una afirmación un poco arriesgada, ya que hay que tener en cuenta varios aspectos muy importantes.

Parece que el principal problema no es que el sistema operativo sea malo. Repetimos, no lo es ningún caso. Al contrario, os servirá para hacer un montón de tareas, siendo una alternativa completamente válida. El inconveniente más importante es que el software no acompaña al hardware, teniendo entre nosotros dispositivos muy potentes que no son aprovechados por la parte digital.

Huawei ya ha confirmado que deja de lado su división dedicada a Windows Phone, pero eso no quiere decir que nosotros vayamos a hacer lo mismo. Todo lo contrario. Si os sirve para estudiar, no hay motivos para que tengamos que darle la espalda. Las múltiples aplicaciones que tiene nos facilitan la realización de muchas tareas, por lo que os recomendamos que lo sigáis teniendo como una alternativa fiable y que, a primera vista, os seguirá sirviendo durante mucho tiempo.

Te puede interesar

Escribe un comentario