3 buenas razones para hacer cursos de primeros auxilios

3 buenas razones para hacer cursos de primeros auxilios

Los cursos de primeros auxilios son una práctica fundamental. Una experiencia que tiene sentido en cualquier etapa de la vida. Incluso desde temprana edad.

Promoción de la salud

Una de las primeras razones para realizar un curso de estas características es fomentar la promoción de la salud haciéndonos tomar conciencia de cómo todos podemos ser agentes activos en el cuidado del bienestar social. A través de un curso de primeros auxilios es posible salvar vidas. Y si tomamos conciencia de ello, el regalo de tener el conocimiento necesario para actuar en una situación de emergencia puede ser determinante.

A lo largo de la vida, una persona tiene tiempo de realizar largos procesos de formación a través de cursos que tienen como objetivo reforzar el currículum para optar a mejores puestos en la búsqueda de empleo. Sin embargo, la formación para la vida es la esencia propia de los cursos de primeros auxilios. Cursos que tienen un calendario breve y que, sin embargo, puede ser la formación más importante que una persona tenga en su vida.

Actuar correctamente en situación de emergencia

A veces ocurre que cuando se produce una situación de emergencia, ante la presión del momento y los nervios de la situación, puede que no sepamos muy bien cómo actuar. La formación en primeros auxilios ofrece las competencias teóricas y prácticas para actuar del mejor modo en una situación determinada. Por tanto, puedes tener una respuesta adecuada ante una situación de urgencia.

Ten presente que en cualquier momento, una situación determinada puede poner en riesgo la vida de un ser querido. O, simplemente, de una persona que pasea por la calle. Y la vida de esa persona puede salvarse si alguien que está cerca tiene el conocimiento necesario para ello.

Qué aprendes en un taller de primeros auxilios

En un taller de estas características vas a aprender cómo actuar en una emergencia, cómo utilizar un desfibrilador, cómo frenar hemorragias, tratar un shock y atender posibles quemaduras. La actuación correcta ante una situación de urgencia es fundamental ya que un error puede empeorar una situación.

Los primeros minutos pueden ser decisivos cuando se produce un incidente por motivos de enfermedad o accidente. Y el conocimiento de primeros auxilios ofrece las competencias necesarias para actuar en esos primeros instantes. Entidades como Cruz Roja ofrecen este conocimiento práctico. No solo para ofrecer una respuesta de un modo reactivo cuando se produce una situación determinada, sino también, para tener una actitud proactiva en la promoción de la salud.

En un taller puedes aprender a llevar a cabo la reanimación cardiopulmonar básica en personas adultas, cómo ayudar a la víctima, tratamiento de heridas, actuación ante un traumatismo… Pero además, puedes potenciar la prevención de caídas, golpes e intoxicaciones.

Y desde el punto de vista emocional, la persona aprende a mantener la calma en una situación de estas características. Es decir, es vital que los nervios no bloqueen la capacidad de reacción. Podemos pensar en la cantidad de situaciones que tal vez hubiesen podido tener un final diferente; gracias a la intervención de los primeros auxilios.


Categorías

Consejos

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *