6 ejercicios de memoria para ejercitar tu mente

La tecnología hace que nuestra vida sea más cómoda en ciertos sentidos, sin embargo, un exceso de comodidad puede afectar de manera negativa a nuestra memoria.

Es decir, así como una persona necesita ejercitar su cuerpo por medio del ejercicio físico y el deporte, también debe cuidar su memoria. Este hecho es importante a cualquier edad. Existen rutinas sencillas que podemos ejercitar para poner en práctica este objetivo. En Formación y Estudios te damos algunas ideas.

1. Números de teléfono

En lugar de buscar cómodamente en la agenda del móvil cuál es el número de la persona con la que quieres contactar, intenta aprender de memoria un mínimo de cinco numeros que utilizas habitualmente para, a partir de ahora, marcar esos datos. Hace no tanto tiempo, tu vida transcurría con total normalidad en lo esencial, a pesar de no tener un teléfono móvil con una agenda automática.

Es probable que hayas tomado conciencia de lo importante que es ejercitar la memoria si en algún momento se te estropeó el móvil y perdiste buena parte de la información de la lista de teléfonos.

2. Repaso del día

Al despedir la jornada, puedes activar tu memoria en relación con lo acontecido en esa jornada. Por ejemplo, puedes enumerar el nombre de las calles que componen el itinerario que has realizado para volver desde el trabajo hasta casa.

También puedes recordar algunos de los locales que se encuentran situados en una de esas calles. Este es solo un ejemplo de ejercicio práctico vinculado con la rutina cotidiana. Pero puedes centrar tu atención en un objetivo diferente.

3. Busca las diferencias

Aquellos juegos en los que dos imágenes que parecen idénticas en apariencia tienen varias diferencias que debes identificar son un buen pasatiempo para ejercitar la memoria visual a corto plazo. Esta es una de las actividades que realizan tanto niños como adultos. La dinámica de este entretenimiento es original y divertida más allá de su sencillez.

4. Juegos

El entretenimiento de un juego se convierte en un excelente estímulo de ocio para activar la mente. Por ejemplo, las cartas, los juegos de mesa, las sopas de letras, las adivinanzas, los puzzles o los crucigramas son ideas que puedes anotar en tu catálogo de propuestas.

De este modo, activas tu memoria mientras te diviertes de verdad.

5. Memoriza poemas

Algunos poemas, por sus propias características de brevedad y musicalidad, son especialmente propicios para memorizarlos al recitarlos en voz alta. Por ejemplo, aprende algún poema que te encante de tu poeta preferido. Si el poema es largo puedes acotar la información al campo de la estrofa principal.

6. Contacto con la naturaleza

Desconecta de las tecnologías de manera consciente en ciertos momentos de la rutina cotidiana para disfrutar del placer estético y visual de conectar con un entorno natural que contiene estímulos que apelan de manera directa a tus sentidos.

Es decir, la vista, el olfato, el tacto y el oído perciben información del medio a través del entorno. Al estar realmente presente y conectado con la realidad actual del instante puedes estimular tu memoria. Además, también puedes escribir una redacción sobre una experiencia de excursión que has disfruado durante un fin de semana, por ejemplo. De este modo, pones palabras a tus recuerdos.

Además, también puedes improvisar este tipo de plan de manera inesperada en tu rutina convirtiéndote en un turista en tu propia ciudad al acercarte a algún lugar que no conoces tanto como te gustaría. A través del cambio, tu nivel de atención aumenta porque sales fuera de tu zona de confort.

Por tanto, cuida tu memoria como un tesoro por medio de una actitud proactiva ante la vida.

 


Categorías

Consejos

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.