6 síntomas de estrés en el trabajo

El mes de septiembre marca un punto de inflexión en la agenda profesional. El estrés es una de las posibles consecuencias del estilo de vida actual marcado por la competitividad, las dificultades de conciliación, la exigencia de tareas y, también, el empleo precario que acompaña a algunos puestos de empleo.

Nunca deberíamos normalizar el estrés como si fuese un ingrediente indispensable para ser productivo. Escuchar los síntomas es un primer paso para identificar posibles remedios. ¿Cuáles son los síntomas del estrés? En Formación y Estudios reflexionamos sobre esta cuestión en este artículo.

1. Cansancio físico y mental

Cuando una persona convive con el estrés recurrente tiene que hacer un esfuerzo extra para gestionar los asuntos de la rutina. El estrés afecta a la vitalidad generando una consecuencia inevitable de cansancio físico y mental. Como consecuencia de esta situación, algunas personas inician el lunes a la espera de que sea viernes.

2. Estado de alerta

El estrés produce una tensión interna que lleva al afectado a posicionarse a la expectativa en un estado de alerta ante aquellos cambios inesperados que se producen en la oficina y que afectan al estado de ánimo puesto que la persona puede sentirse desbordada por estos giros de agenda. Es decir, el estrés produce una sensación de vulnerabilidad o de fragilidad cuando es recurrente.

3. Molestias físicas

Cuerpo y mente componen el núcleo personal del ser humano. Aquello que ocurre en el plano emocional también tiene su eco en el plano físico.

Cuando una persona convive con los síntomas habituales del estrés, estas señales que no han sido escuchadas y atendidas, transmiten su información a través del cuerpo en la forma de un malestar que tiene un origen psicosomático. Por ejemplo, el origen de un dolor de espalda puede estar vinculado con una causa emocional.

El estrés afecta a la salud. Y, por tanto, también puede estar vinculado con una baja laboral.

4. Alteración en el estilo de vida

El estrés también puede condicionar pilares esenciales del estilo de vida del protagonista. Por ejemplo, puede influir en el apetito. Así como también puede interrumpir la calidad del sueño.

Desde el punto de vista de las relaciones sociales, el protagonista también puede experimentar cambios en sus hábitos de ocio. Como consecuencia del cansancio que produce el estrés, también puede mostrarse menos receptivo para disfrutar de sus planes preferidos, sencillamente, porque la persona no se encuentra bien.

El estrés condiciona el estado de ánimo, por ello, el entorno también puede sentir que ha cambiado el carácter del afectado por esta situación de estrés a través de cambios bruscos de humor o un ánimo irascible.

5. Baja autoestima

El estrés afecta a cómo se siente una persona consigo misma puesto que las circunstancias del entorno condicionan su propio potencial. Es decir, la persona se siente desvinculada, en parte, de la esencia de su propia creatividad y capacidad puesto que este ingrediente emocional daña la capacidad de concentración y la motivación.

La persona también puede sentirse especialmente frustrada porque desea romper el círculo de la situación, sin embargo, no sabe cómo hacerlo.

6. Relaciones sociales

Los vínculos personales y profesionales también sufren el efecto negativo del estrés porque se producen cambios en el comportamiento del afectado. El estrés afecta al pensamiento, el sentimiento y la acción (ejes fundamentales de la biografía presente).

El estrés trasciende a la visión individual del sujeto para afectar al bien común en relación con el clima organizacional en la empresa.

Por tanto, el estrés produce síntomas que se agravan cuando no se escuchan a tiempo. Conviene actuar ante las primeras señales con el fin de potenciar el cuidado personal físico y emocional.


Categorías

Consejos

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.