8 tipos de formación que puedes recibir actualmente

8 tipos de formación que puedes practicar actualmente
La formación es una fórmula que propicia el aprendizaje. Sin embargo, existen distintos tipos de formación, por tanto, elige aquel modelo que se ajusta mejor a tus necesidades del momento.

Formación continua

La formación continua, propia del estilo de vida moderno, muestra la filosofía socrática: “Solo sé que no sé nada”. Es decir, por perfecto que sea el currículum de una persona, constantemente debe estar actualizando sus competencias para conocer mejor su sector profesional. Muchos cursos especializados propician este reciclaje constante. En definitiva, el camino del conocimiento no termina nunca.

Formación universitaria

La universidad es una de las etapas más importantes en la vida de muchas personas puesto que, más allá de los estudios, este tiempo es propicio para conocer gente nueva y hacer nuevos amigos. Los propios estudios universitarios también son fácilmente combinables con la formación continua cuando el alumno participa de forma activa en la agenda del centro (congresos, seminarios, conferencias).

Formación profesional

Este tipo de formación muestra un itinerario que integra una perfecta combinación de teoría y práctica. Son programas orientados a potenciar la inserción en el mercado laboral. Con mucha frecuencia, el alumno realiza prácticas de empresa para completar su formación.

Formación online

Las nuevas tecnologías abren puertas que hubiesen sido impensables hace unos años. La ventaja de la formación online es que permite al alumno seguir sus estudios desde la comodidad de su propia casa, pudiendo flexibilizar sus horarios, con el fin de hacer compatible el estudio con el trabajo.

Formación de posgrado

En este caso, el alumno continúa con su formación después de haber terminado sus estudios de grado por medio de la realización de un máster. Este tipo de formación es más especializada, mejora las oportunidades de empleo del alumno.

Formación doctoral

También después de haber terminado los estudios de grado en la universidad, el alumno puede realizar su tesis doctoral, eligiendo un tema de investigación específico. Así como existen becas específicas para financiar los estudios de máster de algunos candidatos gracias a programas específicos, también existen becas de doctorado que potencian el talento investigador de los doctorandos. De este modo, el profesional percibe una cuantía económica determinada por su trabajo.

El doctorando tiene un director de tesis que actúa como un mentor en el proceso de elaboración del trabajo. Este tipo de itinerario formativo es esencial para que el profesional adquiera una formación investigadora.

Educación especial

Este tipo de educación potencia el desarrollo de personas con necesidades especiales. Un tipo de educación que también propicia el desarrollo de la formación inclusiva puesto que el conocimiento es un ingrediente universal. La formación y el acceso al mercado laboral son factores muy importantes para las personas con discapacidad, igual que para cualquier ser humano.

Formación autodidacta

Formación autodidacta

El aprendizaje no siempre está reglado por un sistema o una metodología determinada. También puedes aprender de forma autodidacta cuando lees libros sobre tu sector profesional, te documentas para investigar sobre un tema en concreto, asistes a charlas o ves vídeos a través de YouTube.

Es positvo que complementes cualquier otro tipo de aprendizaje con esta actitud proactiva para seguir aprendiendo de forma autodidacta. El cine, la lectura y el teatro son tres recursos positivos para lograrlo.

A punto de iniciar un nuevo año, añade algún tipo de formación como objetivo de 2018 porque la formación te ayuda a crecer personal y profesionalmente.


Categorías

Formación

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL.
Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *