Cómo acabar la tesis doctoral en la fecha prevista

Cómo acabar la tesis doctoral en la fecha prevista

Existe una realidad relativamente frecuente en el doctorado. El doctorando pospone el final de la tesis. En muchos casos, porque es víctima de la propia idealización de lo que significa hacer un trabajo de estas características. El momento de defender el trabajo ante el tribunal de tesis produce el nerviosismo razonable.

Sin embargo, no puedes aspirar a hacer una obra sin ningún tipo de error. Tu trabajo será mejorable, lo es el de todos los doctorandos. Y eso no significa que no hayan hecho un gran trabajo.

Si tienes beca para realizar tu investigación, entonces, el plazo final del periodo de beca puede servirte de motivación para terminar también tu trabajo y centrarte en el mercado laboral.

Cómo acabar tu trabajo en la fecha prevista

1. Habla con tu director de tesis sobre tu propósito de acabar el trabajo en esa fecha. Necesitas la colaboración de tu director ya que él realiza las correcciones del trabajo. Comunícale tu meta de terminar.

2. Concreta tus objetivos. Por ejemplo, concreta en qué fecha vas a tener terminado cada capítulo. Conviene organizar un proyecto grande en apartados más pequeños.

3. Establece tus propias metas diarias. Por ejemplo, escribir 1500 palabras diarias. Con frecuencia, la escritura es la gran asignatura pendiente de los doctorandos que se bloquean ante el vértigo del folio en blanco. Si estás en la fase de revisión de tesis, entonces, enhorabuena porque ya tienes mucho trabajo hecho. Sin embargo, ahora te queda también un largo camino para pulir el texto al eliminar aquello que no suma valor, corregir posibles erratas y añadir alguna nota a pie de página.

4. Tu lugar de trabajo debe estar ahí donde se encuentra la bibliografía principal que has consultado para tu trabajo. Por ejemplo, en la biblioteca de la universidad.

Cómo acabar tu trabajo

5. Trabaja de más ahora porque luego podrás descansar. Si te encuentras en la etapa final de tu tesis, esta puede ser una buena filosofía de trabajo. Es posible que tus jornadas se prolonguen hasta el infinito, sin embargo, este esfuerzo tiene su principal compensación en el propio disfrute de terminar.

6. Marca en color rojo en el calendario la fecha en la que quieres terminar tu tesis. Observa esa fecha como un punto de inflexión en tu vida. Toma esto al pie de la letra, es decir, observa el tiempo posterior a esa fecha como un periodo para comprometerte con otros proyectos. Empieza a pensar de este modo porque la verdadera motivación nace de la actitud mental.

Tesis doctorales por encargo

Tristemente, el mercado negro también ha llegado al ámbito de las tesis doctorales como muestra el ejemplo de aquellas empresas que tienen redactores que se encargan de realizar tesis para otras personas a cambio de una compensación económica. Borra de tu mente esta posibilidad: tu tesis tiene que ser tuya, si no tiene tu esencia, entonces, el título no tiene sentido.

Deja de poner excusas: “No está perfecta”, “podría añadir más bibliografía”, “creo que merece la pena dedicarle más tiempo”… Para un eterno perfeccionista, el trabajo nunca está lo suficientemente perfecto. Por tanto, asume que los miembros del tribunal te harán críticas constructivas pero en lugar de observar esto como algo negativo que refleja carencias en tu trabajo, observa esto en su parte positiva. Esas observaciones te ayudarán a mejorar.

Pero lo más importante es la fuerza de voluntad. Si has llegado hasta aquí, piensa que lo mejor que te puede pasar es terminar este trabajo.

Te puede interesar

Categorías

Salida Laboral

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL.
Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *